HABILIDADES SOCIALES PARA UN MEJOR FUTURO

Actualmente, gracias a los cambios tecnológicos, las empresas piden unas nuevas habilidades sociales para sus trabajadores. Según el índice de competitividad por el talento global de Adecco, las empresas solicitan incorporar aptitudes como la capacidad de adaptarse a los cambios o la aptitud para trabajar en equipo; también la capacidad de resolver problemas y la capacidad de organización y planificación.

Ciertas habilidades deben ser aprendidas desde la infancia, para poder, en el futuro, adquirir los niveles de complejidad deseados como por ejemplo saber escuchar, preguntar, expresar, pedir ayuda… Algunas de estas habilidades son:

- Asertividad. Dar tu opinión sin faltar el respeto u ofender es una de las habilidades más importantes.
- Empatía. Gracias a la empatía podemos entender a los demás y relacionarnos de forma positiva.
- Ayuda y colaboración. Saber ayudar y pedir ayuda, tanto colaborar para llegar lejos con las tareas a realizar.
- Capacidad de escucha. Saber escuchar para poder tener una buena comunicación y así poder trabajar en equipo.
- Autoconocimiento y resolución de conflictos. Los conflictos son buenos ya que son oportunidades de cambio y evolución, por ello no hay que sobreproteger a los niños de los conflictos y hay que dejarles que los resuelvan por ellos mismos.

Con estas habilidades sociales, los niños en su futuro laboral estarán preparados para cualquier cambio y sabrán adaptarse, relacionarse y comunicarse tanto con los trabajadores de su misma empresa como con sus clientes.
 

Destacado: